Últimos temas
»  You had a bad day — B.
Sáb Nov 03, 2018 1:15 pm por Olivia Simpkins

» Hey, Brother — Ted
Sáb Nov 03, 2018 12:51 pm por Olivia Simpkins

» I. REGISTRO ÚNICO (Obligatorio)
Mar Ago 14, 2018 6:15 am por Becca L. Vause

» —Save me again - L.
Dom Jul 22, 2018 6:25 pm por Olivia Simpkins

» ☆ Helena Price ID.
Dom Abr 15, 2018 6:48 pm por Helena Price

» Matt Bellamy
Miér Feb 07, 2018 6:39 pm por Matt Bellamy

» Bobbie Sawyer
Miér Ene 31, 2018 7:55 pm por Bobbie Sawyer

» A.Sherwood
Miér Ene 31, 2018 7:14 pm por Anthony Sherwood

» Katia Mumford — ID
Lun Dic 25, 2017 7:51 pm por Katia Mumford

» Finn Brockman - ID
Sáb Dic 16, 2017 4:29 pm por Finn Brockman

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Jue Dic 24, 2015 7:01 am.

Wilhemina L. Hood

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Wilhemina L. 'Hood' el Mar Jul 05, 2016 6:28 am
Wilhemina Lucille Holmes
Hood

24 —  16/02

Played by Acacia Brinley

Inglesa

Heterosexual

Carterista/Dealer

Criminals




Información extra


Nació veinticuatro años atrás en la ciudad de Birmingham en Inglaterra. La recibió una familia de contadores públicos que tenían una economía media y que debido a las pocas oportunidades después del despido de su padre, tuvieron que mudarse a Cambridge, Inglaterra cuando tenía cinco años. Fue la más pequeña de tres hermanos y la más seria de todos. Su infancia fue como la de todos, pero a excepción de los demás, parece que la apatía que tiene la lleva consigo desde pequeña. Se entretenía con cualquier cosa, prefería estar a solas que con otros niños y eso preocupó a sus padres al principio, luego se aseguraron de que no era autista o algo de la índole y se quedaron más tranquilos. La relación con sus hermanos fue buena, eran unidos y respetaban que Lucille no quisiera jugar aunque eso la llevó a ser la oveja negra de la familia.

Los primeros años en el colegio fueron buenos, de maravilla. Nunca dio problemas y se convirtió en una nerda de primera, la mejor del salón. Era una pequeña inteligente y desde esa edad comenzó a interesarse mucho en los libros. Pero la tecnología llegó después, la primera computadora se instaló en casa y no hubo quien la quitara de la máquina a partir de entonces. Al principio sólo la usaba para jugar, luego, conforme todo avanzó, se fue viendo mucho más atraída al funcionamiento de los diferentes softwares y hardwares, aprendió a manejar los programas más básicos y todo ese tipo de cosas que se fueron actualizando junto con ella.

La adolescencia de Wilhemina fue probablemente la más complicada para sus padres. Las hormonas atacaron y no tuvo efecto con los del otro género. Su humor empeoró, se volvió más rebelde, más seria y cerrada a su pequeño mundo. Todo le molestaba, se peleó en los liceos varias veces por estupideces que no concordaban con su capacidad escolar y las notas que mantenía en los boletines. Tenía contados amigos, quizá un par y ambos hombres, no convivía con nadie más. ¿Fiestas, reuniones?, jamás, era patético para ella la idea de emborracharse para ser popular, o fumar para encajar en ciertos grupos de los que se excluyó ella misma. Prefirió mil veces encerrarse en su cuarto a escuchar la música que le gustaba a todo volumen o ver películas todo el día antes de poner un pie fuera de casa.

Los dos chicos con los que estudiaba le siguieron hasta la Universidad y entró para la carrera de Ingeniería informática. Eran unos geeks de pies a cabeza, tanto que se graduaron sin problemas cuatro años más tarde y cada quién tomó su camino. Quién sabe cómo, pero Wilhemina logró obtener una oportunidad en una compañía de videojuegos, y todo iba bien hasta que hubo un despido masivo y fue una de los que salieron afectados. Por medio de contactos, conocidos y demás, Lucille llegó a un grupo de malas amistades que le desvió del buen camino. La independencia de sus padres afectó en la toma de decisiones de la rubia y para ganarse el pan de cada día, la ojiazul comenzó a robar. Pero no descaradamente, se volvió tan ágil como un gato y se convirtió en carterista "profesional". Después, con el tiempo, se fue metiendo en otras cosas de las cuales no piensa salir. Se autoproclama como la versión femenina de Robin Hood.


Keep it Cambridge

Cantidad de envíos : 5

Ver perfil de usuario
avatar
criminals

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Rawrie E. Buckley el Mar Jul 05, 2016 6:36 am
Ficha

aceptada
¡Bienvenido a KIC!
Ahora puedes proceder a realizar tus registros. Recuerda que aunque no todos son obligatorios, debes pasarte para terminar de validar tu cuenta.

¡Diviértete!




Cantidad de envíos : 110

Ver perfil de usuario
avatar
citizens

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.