Últimos temas
» I. REGISTRO ÚNICO (Obligatorio)
Vie Sep 08, 2017 10:47 pm por Gwen D. Harper

» The beginning of the end ~ Charlie
Vie Sep 08, 2017 1:16 am por Alek M. Dankworth

» St. James - Normal (Psiquiátrico + asesinatos)
Sáb Ene 21, 2017 6:44 pm por Invitado

» Forever is only the beginning [Normal]
Lun Oct 31, 2016 7:53 am por Invitado

» Cierre de temas
Dom Oct 02, 2016 7:52 pm por Graham Abbott

» The Change || Twilight || Normal || Cambio de botón
Jue Sep 22, 2016 1:56 pm por Invitado

» The Change || Twilight || Apertura || Normal
Lun Sep 19, 2016 9:17 pm por Invitado

» Don't stop running Normal||Cambio de historia
Miér Sep 14, 2016 10:43 am por Invitado

» Mateo E. Cruz -id.
Lun Ago 15, 2016 7:15 pm por Keep it Cambridge!

» Joshua Van Der Beek
Lun Ago 15, 2016 7:05 pm por Keep it Cambridge!

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Jue Dic 24, 2015 7:01 am.

K. 'Barty' Wolfgang.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por k. 'barty' wolfgang el Mar Jul 05, 2016 6:07 am
Katherine Bartemius Wolfgang
Barty

38 años — 03/09

Played by Lena Headey

Anglo-alemana

Heterosexual

Dra. en Derecho

B. People




Personalidad


Lo complicado no es conocerla, lo complicado es soportarla. Muchos alegan que es una mujer muy joven para tan amarga y ácida personalidad, pero a ella no le importa. Es indiferente con lo que sucede a su alrededor, quién muere, quién vive, quién muere de hambre y quién no. Una traición cambió a la inglesa y la convirtió en un ser frío y hasta un poco insensible. Vela sus intereses por encima de lo que está bien visto y de lo que no, no tiene mucha moral y si algo la va a beneficiar de algún modo, lo hace, si no, busca la forma de ganar algo de los demás, siempre. No trabaja gratis, no da asistencia gratis, nada lo hace por caridad. El dinero no le falta, no es eso la que la mueve para sacar provecho de cualquier situación, es una barrera para protegerse a sí misma de que los demás se aprovechen de ella de la manera que sea. Marca una línea y nadie, absolutamente nadie puede ir más allá si no lo permite.

Su verborragia desborda sarcasmo e ironías. Es algo tan propio de Barty el responder con retintín, que suele repeler a la gente de inmediato y dentro de ella, muy dentro, esas son sus intenciones. Alejar a los demás para llevar una vida tranquila, sin que le importen las personas, porque cuando eso pasa, duele. Es quizá la mujer más pragmática que alguien pueda cruzarse jamás, se basa en lo lógico, lo comprobable, no en lo idealista o utópico. Maneja un vocabulario rico en conceptos, sinónimos y antónimos, como buena abogado, su arma más valiosa es el poder de persuasión que puede llegar a tener por medio del habla, por la forma en que se expresa y lo que sus gesticulaciones y ademanes dicen por ella. Puede resultar insoportable, sí, pero es probable que logre salirse con la suya nada más que por su forma de ser. Es la manera más rápida de quitársela de encima, aceptando sus términos y condiciones.

Además de egocéntrica y narcisista, también es una persona demasiado cerrada. No es flexible para nada, lo que ella dice, así es y no va a cambiar por muy mal que esté. Es soberbia y cuando sus errores quedan expuestos, se desentiende y busca los medios para librarse y reubicar la dirección de la conversación hacia algo o alguien más. Le gusta, como es de esperarse, ser el centro de atención, pero por la buena. Le resulta incómodo y molesto intenten exponerla, ya que es una controladora total y nada puede ni debe estar fuera de su alcance para poder manipularlo. Su visión es la única que está bien y aunque muchos optan por darle por su lado y hacer el encuentro pasajero, otros se atreven a contrariarla, cosa que con seguridad nunca podrá terminar bien. Ya tiene una idea de cómo es el mundo y las personas, de cómo funciona el sistema y por crudo e increíble que sea, muchas de las ocasiones está en lo correcto.

El cerebro de Katherine es un diamante en pulido en bruto. Sus padres insisten en que pudo tener un futuro prometedor en la medicina, sin embargo, en el área en que labora es una experta. Está en constante estudio, se inscribe en diplomados, cursos, actualiza la información almacenada en su cabeza e investiga todo lo que considere cabos sueltos, pues de ellos aprende y reúne las herramientas para ganar los juicios. La mujer es inteligente y es posiblemente lo que más le gusta de sí misma, que siente que hay pocos como ella y no siente que las personas con las que trabaja de manera cotidiana sean una amenaza o un rival digno de su competencia. Tanta preparación y ganas de sobresalir, de ir un paso adelante, le han hecho alcanzar casi todas sus metas. Es imparable y quien la conoce por lo menos un poco, sabe que es así.

Bajo esa coraza de protección, puede llegar a ser más tranquila y menos intensa. Es alguien que constantemente atrae miradas, pero en casa, con quienes en verdad saben no la traicionarían jamás, es dulce y hasta un poco más comprensiva que con el resto del mundo. Divertida, bromista, no se toma las cosas en serio y tampoco es ruda con los demás para hacerles pasar un mal rato. Su sinceridad roza la grosería, no tiene tacto para corregir, expresarse o pedir algo. Su naturaleza es tosca y agresiva, y no por eso se debe entender que discute con todos o es misántropa. No. Los que se acercan a ella deben ser personas relajadas que no se tomen como algo personal los comentarios que lanza que sí, muchas veces están fuera de lugar. No es alguien de muchos amigos o alguien a quien confronten seguido, sin embargo, si se piensa un poco en ello, es justo lo que necesita.

Leal y fiel hasta en las que uno nunca pensaría. Son en verdad pocas las personas las que considera amigos o familiares, mas por muy dura que sea, es alguien que se compromete de corazón y apoya los suyos de forma incondicional. Con su trabajo es igual, se empeña en él más que en cualquier otra cosa. Así no sienta una empatía directa con el cliente, se promete a sí misma a dar hasta la última gota de energía y atención que cada caso requiera para salir victorioso. Muchos la han tachado de corrupta y tal vez lo es un poco. No trabaja para todos, de hecho, es conocida como la abogada de los famosos, pues ha trabajado con varias celebridades del cine, los negocios y otros. Los que puedan pagar por su servicio, estarán contratando a una mujer aguerrida que no abandonará a la mitad del juicio o desaparecerá al otro día tras haber cobrado una suma significativa de dinero. Por otro lado, en lo amoroso es incorruptible, fiel y apasionada, pero no es algo que le interese por el momento. No planea volver a entablar una relación formal con nadie.



Historia


Frederich Wolfgang y Victoria Adams, él alemán de nacimiento y ella una exitosa pareja que no sólo administraba de manera magistral la cadena hotelera W&R Resorts (por Bartemius Wolfgang & Anabelle Reich), también era dueña de ellos. Se conocieron poco después de que él cumpliera los treinta y quedara a cargo de la dirección de los hoteles tras la muerte de su padre, antiguo dueño de estos. Fue algo muy esporádico y secreto hasta que se anunció su boda, él era un hombre ocupado y no tan cercano a los medios por el pasado nazista de su árbol genealógico que lo apuntaba de manera acusadora por los incidentes frescos e inhumanos de la historia invasora y racista liderada por Adolf Hitler.

Contrajeron matrimonio y Victoria quedó embarazada unos meses más tarde. Un año después, nació, en perfectas condiciones, Bartemius Katherine Wolfgang en el sur de Escocia. De su primer año no hay mucho que relatar, pero en los años siguientes, como cualquier otro niño de la edad, ella comenzó a caminar, hablar y a hacer de las suyas a punta de caprichos y malcriadez. Era tranquila y de gustos peculiares, los juguetes comunes no eran de su agrado, al contrario, su gusto por la lectura se desarrolló por curiosidad y se forjó años más tarde. Considerablemente silenciosa, su familia llegó a pensar había algo malo en ella (autismo), nada más apuntaba a que las sospechas fueran ciertas.

Ingresó a la educación primaria cuando contaba con seis años. Le inscribieron en un colegio privado del condado y era llevada hasta las instalaciones siempre en compañía del servicio que costeaba su padre. Sus notas fueron sobresalientes, la ausencia de ambos tutores fue un motor que la llevó a esforzarse con más ímpetu. Pasó años intentando llamar la atención de sus ocupados padres que, por cierto, jamás le atendieron como era debido. Barty se crió entre las personas que estaban a cargo de ella y de cuidar y mantener la casa en total orden, pero su mayor acercamiento se dio con quien asignaron como mayordomo de la casa: Thomas Bennet. La imagen paterna del agradable Tom fue como una brújula durante sus primeros ciclos escolares mientras maduraba a un ritmo desconcertante.

Su vida se vio rodeada de una desconcertante soledad desde que tiene uso de razón. A los once o doce años, estaba rodeada de todos los lujos y cosas que ella deseaba, sin embargo, con nadie a su lado para compartirlos. La secundaria fue dura, pues su insípida e introvertida personalidad de ese entonces, la hacía motivo de burlas además de varios señalamientos de quienes conocían la historia de su apellido en la vieja Alemania nazi. No tuvo muchos amigos y tampoco sintió la compulsión de conseguirlos a costa del dinero de sus padres. Aprendió a querer y estar cómoda en solitario hasta que casi al cumplir la mayoría de edad, conoció a un muchacho que le interesó a sobremanera: Amadeus Fitzgerald, un compañero de clase que además de ser bastante más apuesto que los demás, tenía la clase y la gracia.

Más ausentes que nunca, no cayeron en cuenta del ritmo en que caminaba Bartemius. De ir a paso normal y escoltada por el viejo Thomas, comenzó a dar saltos y pronto aprendió a correr. Se volvió un poco más rebelde (aunque no con Mr. Bennet) y su interna desesperación por atención, comprensión y compañía le hicieron apresurarse a algo por lo que le habría convenido esperar un poco más. Fue en una cena familiar, sorpresiva y de improvisto como las contadas entre los Wolfgang, que la muchacha de casi veintiún años anunció su compromiso con el más joven de los Fitzgerald, noticia que, como es de esperarse, cayó como un balde de agua a Frederich y Victoria. Se opusieron, pero era tarde para intentar controlar a alguien que los veía como completos desconocidos.

Al terminar la carrera de derecho, se casó a la edad de veinticuatro años con Amadeus y se independizó de sus padres, llevándose consigo a la única persona por la que sentía un cariño paternal: Thomas. El inicio fue duro, sin embargo, el señor Fitzgerald apoyó a ambos jóvenes recién graduados y a ella la ligó por contactos a un bufete de abogados con bastante reputación en Cambridge en el que empezó a ganar experiencia y abrirse camino, pues a pesar de la dura personalidad de la anglo-alemana, era una joven promesa en el área. Transcurrió un tiempo hasta que llegó su primer caso con una celebridad y una vez más, por buenas recomendaciones. Llevó el juicio de una actriz de la época durante unos meses hasta que obtuvieron la victoria y éste fuera su salto directo a la fama entre los abogados con los que trabajaba día con día.

Los casos fueron llegando a ella y tanto su vida profesional como personal, encontró finalmente un equilibrio que en su interior llevaba años necesitando. Su matrimonio era como el de cualquier otra pareja, con sus altos y bajos que resolvían para seguir adelante sin intenciones de mirar atrás hasta que una década más tarde, todavía ella sin planes de quedar embarazada, todo dio un giro demasiado drástico. Aunque la relación con Amadeus no era mala, o por lo menos no para Barty que continuaba enamorada de él, le encontró en una situación que hasta la fecha se niega a olvidar por mera terquedad y orgullo. Él y quien solía creer era su mejor amiga se encontraban teniendo relaciones sexuales en la misma cama en la que ella dormía cuando Katherine llegó a casa más temprano de lo normal.

El enfrentamiento entre las tres partes fue, como es de suponerse, un completo desastre. Una vez más se vio sola y peleada con el mundo, y a pesar de que él intentó remediarlo pidiendo perdón y comprometiendo su palabra a Bartemius, ella se negó y unos días después, pidió el divorcio. Él, dolido por la fría actitud de la morena, se negó a ello y Wolfgang declaró la guerra. Le juró al hombre por el que alguna vez sintió devoción que mientras durara la unión legal, le haría la vida imposible y así es hasta la fecha. Han pasado casi tres años desde el incidente y todavía están los trámites de divorcio debido a las diversas trabas que la mujer pone en el camino para evitar la separación por acuerdos. Se convirtió en alguien diferente al ciento por ciento, en alguien repudiable que con facilidad arruina el día de Amadeus con el sólo cruce de miradas.




Información extra


Gustos
● El café recién colado por las mañanas. Un golpe de energía para su ajetreada vida.
● Las fiestas. No es alguien que parece muy amable a primera vista, y no lo es, pero como suele juntarse con personas reconocidas, asiste a eventos privados y los disfruta. Se olvida de todo.
● Cuando está muy estresada, llega a consumir cocaína. Controla cada cosa en su vida y ésta no es la excepción.
● Una de sus grandes pasiones es viajar, sobre todo a sitios soleados. En sus pertenencias se encuentra un yate al que, por cierto, da uso como debe de ser.
● La comida vegetariana. Desde un incidente en que vio morir a un perro atropellado, cambió su dieta y ya tiene más de quince años con ella, no piensa cambiarla.
● Los juegos de mesa se le dan muy bien. El póker, dominó, ajedrez o cualquier otro. Es cliente frecuente en los casinos y es un contrincante digno, tampoco es una profesional.
● No muchos se sienten a gusto con la historia nazi de su familia (quienes la conocen), sin embargo, a ella le enorgullece que sus abuelos formaran parte de la historia. No es nazista ni xenófoba, nadie lo comprende.
● Le gusta dar cátedras en las Universidades, dar consultas a televisoras, periodistas, cualquier cosa que la ponga como el centro de atención.
● Ver el noticiero, leer y hacer investigaciones sin fines laborales. Dado que es algo egocéntrica y pedante, le gusta ser una sabelotodo. Nunca se queda sin tema de conversación y alardea siempre que puede.
● Cocinar. Aprendió por curiosidad, viendo videos en youtube y ahora es su gran pasión. Es una forma de demostrarles a sus conocidos que no hay necesidad de incluir carne de cualquier tipo para comer bien.

Disgustos
● La intromisión. Algo a lo que nunca se ha acostumbrado es a que intenten indagar sobre su vida privada que bastante se ha esforzado por mantener lejos de las cámaras.
● Los medicamentos y los hospitales. Desde el accidente, lleva un tratamiento que no hace nada más que fastidiarla. Es pésima para recordar la hora en que debe beber alguna pastilla o asistir a una cita médica.
● Que no comprendan su sarcasmo. Es una mujer intelectual, suele hablar mucho con metáforas o sarcasmo y hay personas que no las comprenden. Eso la irrita.
● La lluvia. Cuando era joven, solía usar lentes con graduación y desde entonces tiene un problema con los días lluviosos. Ya está operada y ve perfectamente, pero no le gusta de cualquier manera.
● La música latina. Es muy amarguetas y de gustos específicos, todo lo que suene muy alegre o muy deprimente, no le gusta. El ritmo caribeño y extraño de América no van con ella.
● Los activistas contra el maltrato animal. Le parecen ridículos y exageradas sus formas de expresarse. Repartir y mostrar fotos de animales en condiciones deplorables no es la solución ni los hace mejor.
● Que toquen sus cosas o su persona sin permiso. Como no es alguien muy fanática de las muestras de cariño o confianza, impone una barrera entre su mundo perfecto y los demás.
● La gente mal vestida. Desde niña siempre tuvo sus protocolos y vestimenta bien combinada, así que es algo quisquillosa y critica a los demás sin pena alguna.
● Las religiones. Atea al ciento por ciento, hablar de religión enfrente de ella es un error. Responderá sarcásticamente a todo de la manera más descarada posible.
● Los hombres. Después del suceso con Amadeus, tiene cierto odio con el sexo contrario. No se lleva mal con todos, sin embargo, tampoco se esfuerza por lo contrario.

Fobias

● La soledad.
● Elevadores.

Manías
● Contestar con ironías antes de dar una respuesta concreta y pragmática.
● Sonreír si está en medio de una discusión. Es un modo de burlarse con su lenguaje corporal.
● Hacer muecas y moverse en demasía cuando habla por teléfono.
● Arreglar su ropa frente a cada cosa que le muestre su reflejo.

Otros datos
● Tras contraer matrimonio con Amadeus, reestableció una mediana relación con sus padres después de un par de años. No es nada perfecto ni envidiable debido a su rencorosa personalidad, pero los sobrelleva bien.
● Vive en la casa que en que solía hacerlo cuando estaba casada. Su todavía esposo se fue tras el fallido intento de recuperar la relación con Bartemius. Sólo comparte su hogar con Thomas.
● Estudió un doctorado en derecho y sólo lleva casos civiles y penales, no más.
● Tiene varios tatuajes discretos que pocos han visto.
● Es bastante solitaria, no cree en demasía en la amistad y mucho menos en el amor. Mantiene su vida romántica cerrada de par en par, pero eso no significa que no tenga relaciones pasajeras o no sepa divertirse.
● Tiene perfecto dominio del alemán y ha pensado en mudarse a Alemania. No está muy segura aún.
● Trabaja para todo aquel que pueda costear sus honorarios, no importa la historia o reputación del cliente.
● Tuvo un accidente de carro en el que sufrió una fractura cervical y tras varios estudios, su médico de confianza descubrió un pequeño tumor benigno en el cerebro de la abogada que ocasionó perdiera la consciencia, y a su vez el accidente. Desde entonces se trata con él y mantiene en secreto el tratamiento.



Keep it Cambridge

Cantidad de envíos : 1

Ver perfil de usuario
avatar
B. People

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Rawrie E. Buckley el Mar Jul 05, 2016 6:36 am
Ficha

aceptada
¡Bienvenido a KIC!
Ahora puedes proceder a realizar tus registros. Recuerda que aunque no todos son obligatorios, debes pasarte para terminar de validar tu cuenta.

¡Diviértete!




Cantidad de envíos : 103

Ver perfil de usuario
avatar
citizens

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.